Mundo Gelota

ES UN ESPEJO  DE PLACER LIBRE DE IMPUESTOS Y PRESIONES SOCIOPOLITICAS SITUADO EN LE SUBSUELO DE MADRID BAJO LA BOVEDA QUE SOSTIENE LA BOLSA DE AGUA, A LA QUE ACCEDEMOS EXCLUSIVAMENTE ATRAVES DE LA FALLA  DE LA SIERRA E INTERCOMUNICADA CON OTRAS CINCO PUERTAS EXTERIORES CERCANAS  A TIERRAS DE VINO EN ESPAÑA, DONDE NO LLEGA NINGUNA JURISDICION NACIONAL NI COMUNITARIA. TODAS LAS HORAS DEL DIA HAY LUZ GRACIAS A LOS RAYOS INTERCONTINENTALES REFLEJADOS ATRAVES DE LAS AGUAS PROFUNDAS  DE LOS OCEANOS. AQUÍ CADA UNO PUEDE TENER SU SITIO PARA CREAR, FUE DESCUBIERTA AL INTENTAR BUSCAR LA PLAYA DE MADRID.

 

 

La esquina del vicio es la perfección del ser. Todo lo que la mirada ve en estos instantes de lucidez y lo almacena, es la percepción más locuaz para el futuro. Siempre lo recuerdas en un flash de la imaginación. No hablamos de sexo, ni de belleza, ni siquiera de deseos, vemos el contraste, lo que no esperábamos, la distracción de la mirada al infinito; nuestra voluntad de seguir viviendo.
La rutina es un espejo oscuro, como unas medias negras puestas debajo una falda larga, podemos decir que hay paredes que se trasparentan con la imaginación, nosotros vemos más allá de lo que está puesto; no somos adivinos, ni intuitivos, ni visionarios, es una estrategia vital de continuidad, de determinación de deseos.
Cobijamos la esperanza de desarrollar por partes nuestro ser : una cara fea puede tener un cuerpo hermoso, unas piernas esbeltas, unos ojos preciosos, o una manos sensuales; para nada interfiere en callo de nariz o el pelo calvo; la hermosura es un espectáculo aislado en el mirar y en el cerebro, la conjunción de esos segundos nos da la felicidad.
Esa es la esquina del miedo circunstancial, donde no nos atrevemos a mirar, más que de reojo, pero donde de verdad descubrimos la bondad , la ternura, la inocencia, la ilusión, nuestro yo: el pensar rutinario que nos hacer fortalecer nuestra voluntad venciendo toda idoneidad.